Blogia

La esperanza es lo último que se pierde

Güindous Genuine Advantage

Güindous Genuine Advantage

(elpais.es) - La compañía Microsoft ha iniciado una agresiva campaña contra las versiones piratas del sistema operativo Windows XP y el paquete de ofimática Office. Consiste en un programa que se instala en el ordenador del usuario para detectar si el sistema es original. En algunos países, como Estados Unidos o Australia, a este programa lo acompaña otro, que abre periódicamente avisos en el ordenador informando al usuario de que su Windows no es legal.

Desde hace pocas semanas, cuando se accede al sistema de actualizaciones de Windows, aparece el aviso: "Para utilizar la versión más reciente de Windows Update, necesitará actualizar algunos de sus componentes". El usuario pincha en aceptar, y Microsoft le instala la "Herramienta de Validación del Programa de Ventajas de Windows Original", que analiza su clave de Windows y le avisa si es una versión pirata. En este caso, no le permite actualizar más que los parches críticos de seguridad, excepto Internet Explorer y Windows Defender.

Hasta ahora, la validación se realizaba remotamente. Si el sistema era pirata, no se permitían más actualizaciones que las de seguridad. La novedad es que ahora se instala un programa en el ordenador. La cara más polémica de esta campaña no ha llegado aún a España. Se llama Programa de Notificaciones de Ventajas de Windows Original y se está instalando en los ordenadores de EE UU, Reino Unido, Malaisia, Australia y Nueva Zelanda. Microsoft promete implantarlo en todo el mundo en este mismo año. El programa muestra un mensaje en el ordenador cada vez que se inicia Windows, indicando que la versión no es original, además de emitir recordatorios periódicos.

Según Microsoft: "Los usuarios no dispondrán de la opción de desinstalar la característica de Notificaciones de Ventajas de Windows Original". La única forma de eliminar estos mensajes, que no el programa, será deshabilitar las Actualizaciones Automáticas, una aplicación clave para recibir parches de seguridad. El sistema operativo Windows está instalado en el 95% de los ordenadores domésticos.

______________________

¿Y bien?... Todo esto lo podían haber hecho antes, pero no interesaba. Ahora sí. Sí porque el peor enemigo de windows vista es windows xp. La mejor manera de vender vista es hacer que los xp 'alegales' no se puedan actualizar, fastidiar al usuario con la famosa estrellita de validación.

Afortunadamente siempre tendremos WINUP y así puedes bajar las actualizaciones sin más problemas, sin archivos temporales en el directorio windows, etc. Como siempre, los que hacen programas para microsoft los hacen mejor que microsoft.

Dicen que han vendido 100 millones de copias de Vista. No es cierto, han vendido muchos pc/portátiles en el mundo y casi todos llevaban vista preinstalado. No es lo mismo. y... ¿cuántos usuarios han pedido que ls pongan xp o le meten la máquina al vendedor por el culo? Porque esto no es una leyenda urbana.

De todas formas, linux es una gran opción. Cada vez más. Una de mis 3 máquinas lo lleva y es la que nunca me ha dado problemas. Ubuntu + Open Office + instalador Synaptic y a volar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Crash

 

Se ve cómo y hacia donde va el mundo. Hacia el crash y a toda velocidad.

En los países ricos aumenta el paro, la inmigración se está quedando sin trabajo. En algunos países del primer mundo, como Italia, el síndrome de la cuarta semana ha pasado a llamarse de la tercera semana ya que ni siquiera llegan los putos euros de sueldo a esa semana.

El precio de la vivienda está por las nubes, inalcanzable para legiones de mileuristas que no ven futuro. El petroleo se da por hecho que antes de 2040 se habrá agotado. Y esto es en Europa y América.

La crisis de las subprime ha puesto al descubierto el grandísimo engaño en que se vivía en la América de la guerra de Iraq, que ya ha costado 3 billones de dólares, lo mismo que la primera guerra mundial, mientras que hay mil millones de pobres que pasan hambre a diario en el mundo. En ese engaño se vivía en España, la del PP y la especulación… Ahora es cuando los que decían “vendo mi piso `por 50 kilos y me compro uno de 70 kilos, me endeudo hasta las cejas pero tengo un piso que valdrá 100 kilos en nada” ven que no tienen ni cien kilos ni nada, porque ¿quién se lo va a comprar?...

La diferencia entre la clase media alta y las clases poco favorecidas es cada vez mayor. En los países donde hay crecimiento económico éste es claramente insostenible.

El agua va a ser una de los elementos de conflicto en un planeta que se va calentando y todo son proyectos y ninguna realidad.

Y cuanto más se informa uno, más indaga y más mira el fondo por debajo de la forma, más se acojona de la mierda de mundo que vamos a dejar a nuestros hijos.

Pero no pasa nada, los políticos evitarán el hambre, la escasez de agua y alimento, de combustible, etc… ¿cómo? Pues como siempre, multando. Al que gasta gasolina, beba, riegue, coma, respire o muera de hambre… multa.

Y un dicho que oí de pequeño y nunca he olvidado: cuando desaparezca el último árbol, entonces los hombres se darán cuenta que el dinero no se puede comer.

Timofónica Dejpaña

Timofónica Dejpaña

 

Timofónica Despaña ahora va a cobrar el servicio de identificación de llamadas a los que no tienen adsl. O sea, los abueletes, autónomos con más de una línea, etc. Lo de timofónica no tiene nombre. Tiene una infraestructura de comunicaciones que alquila a otros ISP y éstos ofrecen servicios más baratos. Tiene el adsl más caro, con diferencia y su servicio de atención al cliente es igual de penoso que otras compañías a pesar de ser la operadora dominante. Cobra unas cuotas desorbitadas de mantenimiento de línea (que está más que pagada desde hace años).

Y, en este país de monopolios y exmonopolios de mierda, aún se permite que una empresa abuse de poder diciendo que cobrarán por un servicio que ofrecían hasta ahora y el que no lo quiera que llame para darse de baja. En un país normal con empresas normales y con respeto por el consumidor lo lógico sería llamar a los clientes para ver qué quieren hacer o dejar de prestar el servicio dentro de un tiempo prudencial y que llame el que lo quiera seguir teniendo pero, claro, eso sería en un país normal.

Hace poco que me he pasado a otro ISP (proveedor de internet). A mitad de precio. Aunque el servicio pudiera ser un poco peor –que, mira, de momento no- resulta que también incluyen en su factura la cuota de línea, los 13€ que te sopla “la timo” por nada. Desvinculado de “timo” al 100%. Por eso, y sólo por eso, ya merece la pena. Tras tantos años está bien olvidarse de Timofónica para los restos.

 

SEQUIA (pertinaz sequía, oigue)

Dícese de la escasez de agua y de ideas y del exceso de estupidez que los acompaña.

Lo peor es que ha llovido lo suficiente para alargar el problema porque, desde luego que volverá a repetirse.

Pero mientras, los políticos se pelean entre ellos y así seguirán. Porque la mejor manera de arreglar la sequía es a base de reuniones para nada y para tirarse los trastos a la cabeza después. Que si el Ródano, que si el Ter, el Ebro, etc. Que yo sé más que tú, tururú.

En general demuestra de qué pie calza la desastrosa clase política de este país (que tiene los políticos que merece, desde luego).

Pero lo mejor ha sido lo del arzobispo de Barcelona, que ha pedido a los fieles que recen para que llueva. Eso no se saldría del típico folklore de los vendedores de humo si no fuera porque lo ha hecho cuando ya los meteorólogos anunciaban lluvias en toda Catalunya. Jeta de hormigón.

País…

Casi 300

Sin comentarios

Es sólo para echarse unas risas

Beowulf

Beowulf

Como "300"

Pegado a la pantalla

Alucinando

 

 

 
Web oficial  

RNA (Rifle National Association)

Murió Charlton Heston

 

No digo mucho más, lo que pienso del nazi camuflado de 'american selfmade man' queda bien reflejado en lo que se puede ver en este video, de Bowling for Columbine

Badaboum !!!

Badaboum !!!

Esto me lo acaba de enviar un buen amigo que, como bien dice él, invita al pesimismo (optimismo bien informado).

_________

 

The Wall Street Journal, que muchos consideran el diario económico de referencia del neoliberalismo y un referente también del neoconservadurismo norteamericano, parece estar experimentando en los últimos tiempos una cierta apertura hacia posiciones que hasta hace poco solo tenía en cuenta como objeto de burla. Las referencias a los límites en la producción de petróleo y los apuntes sobre modos de vida alternativos son dos ejemplos cercanos.

Hoy presentamos la traducción de un artículo, “New Limits to Growth Revive Malthusian Fears”, escrito por Justin Lahart, Patrick Barta y Andrew Batson, y que vuelve a poner en la palestra la vieja discusión sobre los límites del crecimiento. A través de Malthus y el informe “Los límites del crecimiento” del Club de Roma, y con el telón de fondo de la escalada de precios de las materias primas y los temores a un déficit de suministro energético, pero también de agua y tierras de cultivo, el Wall Street Journal presenta un texto menos visceral que en otras ocasiones, más receptivo a ideas que se encuentran en el extremo opuesto de sus posiciones ideológicas.

A pesar de la apertura que supone reconocer siquiera la realidad de los límites al crecimiento económico, la línea ideológica del diario no abandona el texto. Los puntos de vista habituales sobre las cuestiones de los recursos energéticos, la población, y la imposibilidad de negociar el estándar de vida occidental lo sobrevuelan.

Así, empieza recordando que las advertencias de los Casandras siempre han resultado equivocadas, argumento que podría resultar útil en una sala de juicios, pero que resulta infantil en una discusión que debería estar vedada a la falacia.

Sin embargo, se reconocen los “limites en los recursos”, que “son más evidentes que nunca” en la escalada de precios de las materias primas más importantes. Tanta clarividencia parece más que justificada por una evidencia incontestable: el aumento de la población, y especialmente la llegada de 2.400 millones de nuevos aspirantes a la clase media en China e India.

Vale la pena detenerse en este aspecto, auténtico tabú donde los haya para el habitante de los países desarrollados. Las cifras demográficas, por sí solas, poco nos dicen sobre los límites del planeta. Para tener una visión de conjunto sería necesario añadir datos del consumo per cápita de las diferentes regiones. Así sería mucho más fácil comprobar que la reducción de la población es tantas veces más efectiva en los países desarrollados como estos multipliquen las cifras de consumo per cápita de los países subdesarrollados, y a pesar de eso, acusados de superpoblar el planeta. Resumiendo, si un europeo consume en promedio de vatios per cápita 2,7 veces lo que un chino (o 5,7 veces en el caso de un norteamericano), o 8 y 16 veces más respectivamente en el caso de compararnos con un indio, ¿quién es aquí una mayor carga para el planeta?

Como bien dice el artículo, del crecimiento poblacional y de las aspiraciones materiales del mundo en desarrollo resulta que “la demanda de recursos se ha disparado” y que “algunos de los recursos más demandados no tienen sustitutos”, como el agua y la tierra de cultivo.

Preguntando a los expertos, el WSJ apunta algunas de las respuestas. “El mundo no puede sostener este nivel de crecimiento sin nuevas tecnologías”, afirma Jeffrey Sachs. “La inteligencia compensará el consumo extra de recursos”, dice Bjorn Lomborg, el estadístico danés que en el año 2001 escribió “El Ecologista Escéptico”, un libro que desmentía las visiones pesimistas sobre el estado de los recursos naturales y la sostenibilidad en la Tierra y que dedicaba, el dato es importante, nada menos que la friolera de 17 páginas de las 540 que tiene el libro a los recursos energéticos. Dato que por sí solo nos evita siquiera entrar a discutir las muestras de deshonestidad intelectual que pueblan esa obra.

A modo de narrativa de la transformación, siempre ejemplarizante, el WSJ cita al Nobel de economía Joseph Stiglitz. 30 años atrás, cuando era un joven economista que no veía problemas de agotamiento de recursos y ahora, cuando lamenta que será realmente difícil hacer que “la gente que ha tenido algo gratis empiece a pagar por ello”. Imaginamos que a Stiglitz se le ha pasado por alto que recursos renovables como el agua solo son escasos cuando se abusa de ellos y que para la mayoría de futuros e insospechados clientes de los recursos básicos, pagar por ellos es simplemente inconcebible en una economía de pura subsistencia. En lo que sí da en el clavo Stiglitz, y ahí está el auténtico motivo de pánico para quien ve como “innegociable” su estilo de vida, es en la constatación de que “si nuestros patrones de vida, nuestros patrones de consumo son imitados, como otros están esforzándose en conseguir, probablemente el mundo no será viable.”

Si una situación se ve como inviable, pero al mismo tiempo nos negamos a contemplar ciertas soluciones (el abandono de ese patrón de vida insostenible, por ejemplo), ¿qué es lo que queda? Los autores ven un peligro en que los gobiernos decidan no cooperar y apuesten por la apropiación directa de los recursos. Sin duda el hecho de ser estadounidenses les hace más conscientes que ciudadanos de otros países de ese peligro. Históricamente, los gobiernos estadounidenses han determinado su política exterior según la geografía de los recursos naturales, e incluso la han bautizado con el nombre del presidente que se atrevió a explicitarla, después de fracasar estrepitosamente en su llamada a la moderación del consumo energético en su propio país: la doctrina Carter.

Sin embargo, con tantas anécdotas por explicar del propio país, se quedan con los ejemplos, nuevamente, de China e India, y apenas apuntan que todas las potencias cortejan el favor de los países ricos en gas natural del Caspio.

Otro de los cálculos que provoca el sudor frío a los planificadores tiene que ver con el número de vehículos per cápita en China e India, y cómo, si estos países llegasen a las mismas tasas de propiedad de vehículos que en occidente, doblaríamos rápidamente el número de coches en el mundo. Es en ese momento donde los autores se permiten recordar que los EE.UU., con cuatro veces menos la población de China, consume 2,6 veces más petróleo que China, para seguidamente dar paso al director ejecutivo de ConocoPhillips y a sus dudas de que vayamos a sobrepasar los 100 millones de barriles de petróleo de suministro diario.

Aunque la califica como “Sed global”, a juzgar por los ejemplos citados, cabría hablar en su lugar de “sed oriental”. De nuevo se ejemplifican los límites a los recursos con historias situadas en China e India, y sus poblaciones con problemas para conseguir el agua necesaria para la irrigación y el agua de boca, y no se mencionan los usos suntuarios que en occidente consideramos un derecho, desde el funcionamiento de los parques acuáticos pasando por los campos de golf o el preceptivo baño de burbujas.

Y algo parecido sucede con los alimentos: China necesita comida, y ni siquiera llega al nivel de consumo de cerdo per cápita de Taiwán. De pasada, y al final del párrafo, se menciona que para llegar al nivel de Taiwán, China necesitaría aumentar su consumo anual en 5.000 toneladas, que es justo la cantidad de cerdo que comen los estadounidenses “en seis o siete meses”.

Acercándonos al final del artículo, la parte reservada habitualmente a las soluciones, se nos deja claro que las soluciones que antes habían funcionado, aumentos de la eficiencia y búsqueda de nuevas fuentes de recursos en el exterior, no van a servir ya, cuando el problema es planetario y no regional. Ante la espada del crecimiento de la demanda y la pared de la finitud de los recursos surge de nuevo el hada madrina de la tecnología. Nueva, por supuesto, como si las reglas tecnológicas, a las que supongo en última instancia físicas, se pudiesen reinventar a voluntad. Sin más detalles, “avances en agricultura, desalinización y la producción limpia de energía”.

Pero parece haber poco entusiasmo en las propuestas del WSJ. Ni siquiera mencionan el típico mantra neoliberal, “no necesitamos recursos naturales, sino más capital y mano de obra y dejar trabajar la mano invisible del mercado”, verdadera religión de los estados modernos, por muy laicos que se crean.
De nuevo habla Stiglitz, advirtiendo de que habrá que hacer nuevos agujeros al cinturón: “los consumidores tendrán que, en algún momento, cambiar su comportamiento incluso más de lo que lo hicieron después de los choques petroleros de los 70”. Incluso se permite una crítica al modelo de desarrollo, basado en el crecimiento del consumo de recursos: “las definiciones tradicionales y las medidas de progreso económico del mundo, basadas en producir y consumir cada vez más, deberían ser repensadas”.

Bienvenido al mundo real, Sr. Stiglitz.

Se despide el artículo con su interpretación de la “verdadera lección de Malthus”: “la preservación de la vida humana requiere análisis y después acción decidida”. Quizás la traducción de “tough”, es decir, fuerte, dura, por “decidida” ha sido demasiado benevolente. Posiblemente no quería siquiera pensar en las posibilidades que un “análisis” de la situación y la posterior “acción dura” podrían traernos, especialmente si parten de un sector reacio a reconocer límites en su voracidad por los recursos.

Pero, ¿qué otra cosa cabe pensar cuando se da más importancia al crecimiento del consumo de los que apenas tienen nada, mientras se esconde que los auténticos superpobladores de la Tierra son los responsables del saqueo generalizado y sin fronteras del planeta?

¿Dónde está el peligro entonces? ¿En el ansía de ser clase media de 2.400 millones de personas o en la cerrazón a reconocer que hay 1.000 millones que vivimos muy por encima de lo que el planeta puede soportar, incluso si fuésemos los únicos habitantes del planeta?

The Wall Street Journal:

Nuevos límites al crecimiento reviven los miedos malthusianos.

La extensión de la prosperidad trae temores en los suministros; satisfaciendo la sed china.

Por Justin Lahart, Patrick Barta y Andrew Batson.

Marzo 24, 2008.


Ahora y entonces a través de los siglos, voces poderosas han advertido que la actividad humana sobrepasaría los recursos de la Tierra. Los Casandras siempre se han equivocado. Cada vez, había nuevos recursos que descubrir, nuevas tecnologías que impulsarían el crecimiento.

Hoy esos temores han vuelto.

Aunque la catástrofe malthusiana no está cerca, los límites en los recursos previstos por el Club de Roma son más evidentes hoy que nunca desde la publicación en 1972 del famoso libro del “think tank”, “Los límites del crecimiento”. Continuos incrementos en los precios del petróleo, el trigo, el cobre y otras materias primas, algunas de las cuales han batido récords este mes, son signos de un cambio duradero en la demanda que hasta ahora no ha sido respondido con un aumento en los suministros.

A medida que la población mundial aumenta, las Naciones Unidas proyectan ocho mil millones de habitantes para 2025, cuando hoy son seis mil seiscientos millones, también se vuelve más prospera. Una persona normal consume hoy más comida, agua, metal y electricidad. Cada vez más de entre los mil trescientos millones de chinos y los mil cien millones de indios están llegando a la clase media, adoptando dietas ricas en proteínas, transporte alimentado con gasolina y los aparatos eléctricos de los que disfrutan las naciones desarrolladas.

El resultado es que la demanda de recursos se ha disparado. Si los suministros no siguen el ritmo, es probable que los precios suban más, el crecimiento económico tanto en las naciones ricas como las pobres podría resentirse, y podrían darse conflictos violentos.

Algunos de los recursos más demandados no tienen sustitutos. En el s XVIII, Inglaterra respondió a la disminución de los recursos forestales cambiando al abundante carbón. Pero no hay sustitutos para la tierra de cultivo y el agua.

La necesidad de limitar el calentamiento global limita la utilidad de algunos recursos, por ejemplo el carbón, que emite gases de efecto invernadero que la mayoría de científicos afirma que contribuyen al cambio climático. La creciente demanda de alimentos tensiona las existencias de tierras de cultivo y agua.
“Vivimos en una era en la que las tecnologías que han alimentado los altos niveles de vida y la esperanza de vida de 80 años en el mundo rico son ahora para todos”, afirma el economista Jeffrey Sachs, director del Instituto de la Tierra en la Universidad de Columbia, que se centra en el desarrollo sostenible, con énfasis en los pobres del mundo. “Lo que esto significa es que no solamente tenemos una gran cantidad de actividad económica en estos momentos, sino que tenemos un potencial contenido para grandes incrementos (en la actividad económica) también”. El mundo no puede sostener este nivel de crecimiento, afirma, sin nuevas tecnologías.

Los americanos ya están enfrentándose a precios más altos de la energía y los alimentos. Aunque los precios del petróleo han caído en los últimos días, existe un creciente consenso entre los diseñadores de políticas y los ejecutivos de la industria de que este no es simplemente un aumento temporal de los precios. Algunos de estos expertos, aunque no todos, pronostican un aumento a largo plazo en los precios del petróleo y otras materias primas.

Las alarmantes predicciones de hoy podrían ser tan equivocadas como las de antaño.

“Claramente tendremos más y más problemas, a medida que más y más (gente) va a ser más y más rica, consumiendo más cosas”, afirma Bjorn Lomborg, un estadístico danés que sostiene que el problema del calentamiento global está siendo exagerado. “Pero la inteligencia compensará el consumo extra de recursos.”

Algunas limitaciones podrían desaparecer con una mayor cooperación global. Donde algunos países se enfrentan a escasez, otros tienen suministros abundantes de recursos. Nuevas variedades de semillas y mejores técnicas de irrigación podrían abrir regiones áridas al cultivo que hoy solo son aprovechables como pastoreo de subsistencia; desarrollos tecnológicos, como la desalinización barata o maneras eficientes de transmitir electricidad desde áreas ricas en radiación solar o vientos, podrían mejorar las perspectivas.

En el pasado, las fuerzas económicas trajeron soluciones. La escasez de recursos trajo precios más altos, y estos acabaron trayendo ahorro e innovación. El aceite de ballena era una popular fuente de iluminación en el sXIX. Los precios se dispararon a mediados de siglo, y se buscó otras maneras de alimentar las lámparas. En 1846, Abraham Gesner empezó a desarrollar el queroseno, una alternativa más limpia. Al final del siglo, el aceite de ballena costaba menos de lo que costaba en 1831.

Un patrón similar puede suceder hoy. Pero las fuerzas económicas por sí solas podrían no ser capaces de resolver los problemas esta vez. Sociedades tan diferentes como los EE.UU. o China se enfrentan a una fuerte resistencia política al aumento de precios del agua para promover su uso eficiente, especialmente por parte de los agricultores. Cuando los recursos como el agua son compartidos a través de fronteras, establecer un marco de precios puede resultar espinoso. Y en muchas naciones en desarrollo, los programas de subsidio de alimentos hacen que sea menos probable que el aumento de precios provoque el cambio.

Esto preocupa a algunos economistas que solían ser escépticos de las premisas de “Los límites del crecimiento”. Siendo un joven economista, hace 30 años Joseph Stiglitz dijo de manera clara: “No hay una razón convincente para pensar que nos enfrontamos a un problema de agotamiento de recursos a corto o medio plazo.”

Hoy, el premio Nobel está preocupado porque el precio del petróleo es demasiado barato respecto al coste de las emisiones de carbono, y porque recursos claves como el agua a menudo no cuestan nada. “En ausencia de señales del mercado, no hay manera de que el mercado solucione esos problemas”, afirma. “¿Cómo hacemos que la gente que ha tenido algo gratis empiece a pagar por ello? Es realmente difícil. Si nuestros patrones de vida, nuestros patrones de consumo son imitados, como otros están esforzándose en conseguir, probablemente el mundo no será viable.”

Dennis Meadows, uno de los autores de “Los límites del crecimiento”, afirma que el libro fue demasiado optimista en un aspecto. Los autores asumieron que si los humanos dejaban de dañar el medio ambiente, este se recuperaría lentamente. Hoy, afirma, algunos modelos de cambio climático sugieren que una vez que los puntos de no retorno hayan sido alcanzados, la catástrofe medio ambiental será inevitable incluso si “dejamos de dañar el medio ambiente.”

Otro peligro es que los gobiernos, en vez de buscar soluciones globales a los límites de los recursos, se concentren en apropiarse de su parte.
China ha estado invirtiendo en desarrollo en África, una estrategia que funcionarios estadounidenses ven como una manera de ganar acceso a madera, petróleo y otros recursos. India, que había sido una firme defensora del movimiento democrático en la Birmania gobernada por los militares, ha firmado acuerdos comerciales con ese país rico en recursos naturales. Los EE.UU., la Unión Europea, Rusia y China rivalizan por los favores de los países ricos en gas natural en la políticamente inestable Asia Central.

Las competiciones por los recursos pueden tornarse feas. Una sequía récord en el sudeste intensificó la disputa entre Alabama, Georgia y Florida sobre el agua de un depósito federal a las afueras de Atlanta. Una larga lucha sobre los derechos del río Cauvery entre los estados indios de Karnataka y Tamil Nadu condujo a 25 muertes en 1991.

Los economistas Edward Miguel de la Universidad de California en Berkeley y Shanker Satyanath y Ernest Serengti de la Universidad de Nueva York han descubierto que la disminución de las precipitaciones están asociadas con los conflictos civiles en el África subsahariana. Sierra Leone, por ejemplo, que tuvo un fuerte descenso en las precipitaciones en 1990, se sumergió en una guerra civil en 1991.

Un coche para cada hogar
El ascenso de China e India ya ha cambiado la economía global de manera permanente, desde los flujos de capital global a la localización de las manufacturas. Pero siguen siendo sociedades pobres con crecientes apetitos.

Napgur, en la India central, era conocida por ser una de las metrópolis más verde del país. Durante la pasada década, Napgur, ahora convertida en una de las al menos 40 ciudades indias con más de un millón de habitantes, ha crecido de los 1,7 millones de habitantes a los 2,5 millones. Las carreteras locales se han convertido en una maraña de coches haciendo sonar sus bocinas, motocicletas y ganado deambulante bajo una densa sopa de aire enrarecido.
“A veces, si veo algo que me gusta, simplemente lo compro,” afirma Sapan Gajbe, de 32 años, un dentista que está comprando un aparato de aire acondicionado en el centro comercial Big Bazaar de Napgur. Un mes antes, compró su primer coche, un Maruti Zen de 9.000$.

En 2005, en China había 15 coches de pasajeros por cada 1.000 personas, cercanos a los 13 coches por cada 1.000 personas que Japón tenía en 1963. Hoy, Japón tiene 447 coches por cada 1.000 residentes, 57 millones en total. Si China llegase a ese punto, tendría 572 millones de coches, solo 70 millones de coches menos que todos los coches que hay en el mundo.

China consume 7,9 millones de barriles de petróleo al día. Los EE.UU., con menos de un cuarto de población, consume 20,7 millones de barriles. “La demanda aumentará, pero se verá limitada por el suministro,” ha dicho el director ejecutivo de ConocoPhillips James Mulva a los analistas. “No creo que vayamos a ver el suministro por encima de los 100 millones de barriles diarios, y la razón es: ¿de donde va a salir todo eso?”

El economista de Harvard Jeffrey Frankel afirma: “La idea de que tengamos que movernos hacia otras fuentes de energía, uno no tiene que comulgar con el Club de Roma para pensar eso.” El mundo puede ajustarse a una producción de petróleo que disminuye convirtiéndose en más eficiente energéticamente y moviéndose hacia la energía nuclear, eólica y solar, afirma, aunque esas transiciones pueden ser lentas y costosas.

Sed global
No hay sustitutos para el agua, no hay alternativas fáciles al simple ahorro. A pesar de los avances, la desalinización sigue siendo cara y intensiva en energía. En todo el mundo, el precio del agua es a menudo demasiado bajo. Los agricultores, los mayores consumidores, pagan menos que los otros, si es que pagan algo.

En California, los subsidios para agricultores se ha convertido en una fuente de controversia política. Los agricultores chinos reciben el agua casi gratis, y son responsables del 65% del agua consumida en el país.

En Pondhe, un pueblo indio de unos 1.000 habitantes en una desolada meseta al este de Mumbai, el agua no era un problema hasta los años 70, cuando los agricultores empezaron a utilizar bombas de agua alimentadas con gasoil para transportar agua más lejos y más rápido. Los pozos locales solían rebosar en la época del monzón, recuerda Vasantrao Wagle, que ha cultivado el área durante cuatro décadas. Hoy, llegan hasta tres metros de la superficie, y descienden aún más durante la temporada seca. “Incluso si llueve mucho, no tenemos suficiente agua,” afirma.

La reseca China del norte ha estado agotando sus suministros de agua subterránea. En Pekín, el nivel de agua freática ha descendido decenas de metros. En la cercana provincia de Hebei, el gran lago de Bayangdian se ha hecho más pequeño, y sobrevive principalmente porque el gobierno ha desviado agua del río Amarillo.

El cambio climático es probable que intensifique los problemas del agua. Los cambios en los patrones meteorológicos serán percibidos “de manera más fuerte a través de cambios en la distribución de agua alrededor del mundo y su variabilidad estacional y anual,” de acuerdo con el informe sobre calentamiento global para el gobierno británico liderado por Nicholas Stern. La escasez de agua podría ser severa en partes de África, Oriente Medio, sur de Europa, América Latina, según el informe.

Alimentando a los hambrientos
Los agricultores chinos necesitan agua porque China necesita comida. La producción de arroz, trigo y maíz llegó a las 441,4 millones de toneladas en 1998 y no han sobrepasado ese nivel desde entonces. El agua del mar ha entrado en los acuíferos agotados en el norte, amenazando convertir la tierra en desierta. Las apropiaciones ilegales de tierras de cultivo por los desarrolladores se están extendiendo. El año pasado, el gobierno declaró que no permitiría que la tierra cultivable cayese por debajo de las 120 millones de hectáreas, y dijo que reforzaría el cumplimiento de las normas de uso de la tierra.
Las restricciones en la tierra de cultivo están forzando decisiones difíciles. Después de unas desastrosas inundaciones en 1998, China empezó a pagar a algunos agricultores para que abandonasen tierras de cultivo marginales y plantasen árboles. Ese programa “del grano al árbol” tenía como objetivo dar marcha atrás en la deforestación y erosión que exacerbaba las inundaciones. El pasado agosto, el gobierno dejó de expandir el programa, citando la necesidad de tierras de cultivo y los costos.

Un creciente apetito por la carne y otros alimentos ricos en proteínas en el mundo en desarrollo están estimulando la demanda y los precios del pienso. “Hay literalmente cientos de millones de personas… que están haciendo el cambio hacia las proteínas, y la competición mundial por los alimentos es una nueva realidad,”, afirma William Doyle, director ejecutivo de la fábrica de fertilizantes Potash Corp. de Saskatchewan.

Se necesitan casi cuatro kilos y medio de grano para producir cuatro kilos y medio de cerdo, el alimento de primera necesidad en China, y más del doble para producir una cuatro kilos y medio de ternera, según Vaclav Smil, un geógrafo de la Universidad de Manitoba que estudia los alimentos, la energía y las tendencias medioambientales. El número de calorías en la dieta china procedentes de la carne y otros productos animales se ha más que doblado desde 1990, según la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas. Pero China aún va por detrás de Taiwán en lo que respecta al consumo de cerdo per cápita. Llegar al nivel de Taiwán incrementaría el consumo anual chino de cerdo en 5.000 toneladas, tanto cerdo como comen los americanos en seis o siete meses.

Buscando soluciones
Las advertencias del Club de Roma de 1972, una organización no gubernamental que tiene ahora su sede en Hamburgo y que reúne a académicos, ejecutivos de empresas, funcionarios y políticos para ocuparse de un amplio rango de asuntos globales, tocaron una fibra sensible al llegar al mismo tiempo que los precios del petróleo aumentaban fuertemente. La producción en los Estados Unidos continentales había llegado a su punto máximo, creando el temor de que la demanda energética había superado al suministro. Con el tiempo, América se convirtió en más eficiente energéticamente, la producción exterior aumentó y los precios descendieron.

La dinámica hoy parece diferente. Hasta ahora, la industria petrolera no ha encontrado nuevas fuentes de crudo. Sin grandes descubrimientos, es probable que los precios sigan subiendo, a menos que los consumidores economicen. Los impuestos son una forma de contener sus apetitos. En Europa occidental y Japón, por ejemplo, donde los impuestos de la gasolina son más altos que en los EE.UU., el consumo per cápita es mucho menor.

La nueva tecnología podría ayudar a reducir la escasez de recursos. Avances en agricultura, desalinización y la producción limpia de energía, entre otras cosas, ayudaría.

Pero el Sr. Stiglitz, el economista, es de la opinión que los consumidores tendrán que, en algún momento, cambiar su comportamiento incluso más de lo que lo hicieron después de los choques petroleros de los 70. Afirma que las definiciones tradicionales y las medidas de progreso económico del mundo, basadas en producir y consumir cada vez más, deberían ser repensadas.

En el pasado, los EE.UU., Europa y Japón han demostrado que pueden ajustarse a las restricciones en los recursos. Pero la historia está llena de ejemplos de sociedades que se cree han sufrido crisis malthusianas: los Mayas de América central, los Anasazi del sudoeste de los Estados Unidos y los habitantes de la Isla de Pascua.

Por supuesto, esas sociedades no tenían la ciencia y la tecnología moderna. Aún, su incapacidad de sobreponerse a los desafíos de los recursos demuestra los peligros de pensar alegremente que las cosas se solucionarán, afirma el economista James Brander de la Universidad de la Columbia Británica, que ha estudiado la Isla de Pascua.

“Necesitamos mirar seriamente las cifras y decir: miren, dado lo que estamos consumiendo hoy, dado lo que sabemos acerca de los incentivos económicos, dado lo que sabemos acerca de las señales de los precios, ¿qué es lo realmente plausible?” afirma el Sr. Brander.

Por supuesto, la verdadera lección de Tomas Malthus, un economista inglés que murió en 1834, no es que el mundo está condenado, sino que la preservación de la vida humana requiere análisis y después acción decidida. Dada la historia de Inglaterra, con sus plagas y hambrunas, Malthus tenía buenos motivos para preguntarse si la sociedad estaba “condenada a una perpetua oscilación entre la felicidad y la miseria.” Que fuese capaz de analizar esa “perpetua oscilación” lo puso a él y a su tiempo en un lugar a parte del pasado de Inglaterra. Y esa capacidad para entender y responder significó que el mundo se convirtió después en menos malthusiano.

 

Imprescindible conocimiento inglés

Imprescindible conocimiento inglés

Algo así está en la prensa cada día.

Un pobre mileurista debe tener muchos conocimientos y virtudes. Particularmente lo del inglés. Sin embargo he oido en la radio a ZP perpetrando (que no hablando) algo en francés y casi me muero de risa. hasta el recepcionista de un puticlub de carretera domina mejor el galo que el presidente del gobierno. Y lo mismo sobre el inglés. La foto de zapatovich en la cumbre de la otan, solo, sin poder hablar con nadie, con cara de circunstancias, todo básicamente porque sólo habla 3 idiomas (castellano, epaño y por teléfono) demuestra el nivelazo que se gastan los políticos de aquí. Nada de inglés, nada de francés, nada de ponerse a estudiar algo (joder, ha tenido 4 años), nada de nada.

Así pues, se le pide más a un pobre mileurista que al presidente del gobierno. El mundo al revés. Aznar, al menos, hacía reir con su inglés de mierda -llorstaung iuniversití-. Y cuando se convirtió en mejicano, ahí ya se me saltaron las lágrimas de la risa. Eppaña y olé. Y así nos va. Potencia mundial en no hablar ningún idioma bien, ni el propio.

Y si sólo te relacionas con Chávez, Castro o Mojamé Six, entonces apaga y vámonos. Podió podió.

Ya no digo nada sobre la citada 'cumbre' con el infradotado de Bush, que ha hecho correr ríos de tinta y también, sí, también es de risa. Pero prefiero que el anormal de Arbusto no salude al presi español porque le cae como una patada en los webos que no que lo tenga de sirvecafés y "maifren" porque lo apoya a la hora de provocar un millón de muertos.

Nueve razones para abolir la fiesta nacional

Tag: Público, Derechos animales, Revista de prensaIgnacio Escolar @ 2:30 pm

Fernando Álvarez, etólogo y profesor de investigación (CSIC, Estación Biológica de Doñana), da hoy en Público nueve argumentos por los que habría que abolir las corridas de toros. Son estos:

1. El toro sí sufre durante las corridas.

2. El toro no disfruta de una especial buena vida ni de una muerte digna.

3. La supresión de la lidia no implica la extinción del toro bravo ni de su hábitat.

4. El sufrimiento de los humanos y otros seres no justifica la tortura del toro en la plaza.

5. La existencia de otros espectáculos agresivos no disculpa la agresión en la lidia.

6. El aspecto artístico y tradicional de la lidia no justifica su componente sádico.

7. La lidia no es una seña adecuada de identidad de España.

8. El beneficio económico de la lidia está manchado de sangre.

9. La oposición a la lidia ha sido una constante en la historia de España.

El texto completo, en el blog de Dominio Público.

Espíritu sancionador

Espíritu sancionador

HASTA 3.000 EUROS - Los 33 municipios del área metropolitana de Barcelona empezarán a partir de hoy a multar a los ciudadanos que malgasten agua potable. Las multas podrán alcanzar los 3.000 euros en caso de que se consideren muy graves, como ocurrirá si se usa agua potable para llenar grandes piscinas o para regar jardines de más de 3.000 metros cuadrados. Se prevén sanciones de 30 euros a quien lave el coche en la vía pública utilizando agua potable.

Si la política en seguridad vial en este país ha sido una mierda pinchá en un palo, de manera que hoy día circulamos con vehículos que son maravillas tecnológicas (y sé de lo que hablo, trabajo en una pista de pruebas) por unas carreteras que vienen a ser la misma vergüenza de hace unos años con algunos parches... la solución para evitar que la gente se mate es multar. Todo lo que he comentado en otros artículos no importa. La culpa es del usuario. Pulutant, multazo.

Si la política del agua en este país ha sido tercermundista. Si lo único que querían parir era un trasvase a Murcia para regar campos de golf de enormes urbanizaciones -los peperos- y los socialistas lo único que hicieron fue oponerse pero no dar otras soluciones... ahora que falta agua la solución es.... multar, claro.

Y yo me pregunto si al público que va a ver el fútbol le parecería bien que en vez de sancionar al equipo o despedir al entrenador (cosa muy manida, por cierto) cuando se pierden partidos la solución del club fuera subir las cuotas de los socios y/o multarles. Supongo que no. Pues lo mismo. Pagas un recibo de agua, pagas un impuesto de circulación, pagas por todo y, además, pagas por la inutilidad, incompetencia y vagancia de los distintos responsables como única solución al resultado de sus virtudes.

Luego, a la hora de votar, la gente va y vota.

Alucinante país.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Concienciación motera...

El pasado fin de semana, con motivo del gran premio de motos en Jerez, en Catalunya los mossos y la Guardia Civil fuera de aquí, se han apostado en los peajes y con ayuda de víctimas o familiares de víctimas de tráfico están “aleccionando” y sensibilizando a motards sobre cosas tan importantes como que hacer caballitos es delito y puedes ir a la cárcel y además se ha informado que la guardia civil irá con fiscales para que den fe de los controles que se hacen. Doy fe que te hemos empurado, chaval.

Hasta se publican fotos deAngel Nieto haciendo un control de alcoholemia a un motero y un inspector de los mossos hablando con otro (curioso, los inspectores, como los jefes, sólo aparecen en situaciones de auténtico paripé). En fin, vale, ok, perfecto. Muy bien, seguimos con la paranoia.

No está mal que se hagan campañas informativas, pero sería mejor que el dinero y tiempo que gastan en explicarle cosas al primero que pasa, se dedicaran a:

- retirar guillotinas que se llaman vallas de protección

- tapar baches y agujeros que llevan meses sin reparación

- eliminar la pintura deslizante del asfalto

- rebajar las alcantarillas que sobresalen del asfalto

- rebajar los badenes rojiblancos tipo pista de despegue

- mejorar la señalización

- mejorar las escapatorias y los arcenes

- eliminar los puntos negros

- eliminar a los mossos 

y, desde luego, meterle sanciones de órdago a los responsables de este desastre tercermundista y hacerlo con un fiscal al ladito.

Servei Català de Recaptació (en ruta)

 

Servei català de recaptació

El servei català de recaptació, al que eufemísticamente algunos llaman “de trànsit” va a tener un dispositivo que medirá velocidades medias, sin importar que la ley dice que se ha de indicar el punto kilométrico donde se cometió la infracción (exceso de velocidad). como medida es menos mala que la que destroza el presupuesto mensual de un ciudadano por un pequeño despiste. Llamo pequeño despiste a la mala leche ya que la mayoría de controles de radar se hacen en zonas donde casi seguro que te pillan: entrando a una población donde pasas de 90 a 50 en un plisplas y flash; en largas rectas con mucha visibilidad donde es más fácil correr un poco más, etc.

Ahora la tv se empeña en decirnos no sólo cuantos muertos hubo en semana santa sino en hacer una comparación con el año pasado para que veamos que las medidas funcionan. Una verdad a medias es una media mentira.

Las carreteras siguen siendo una pena, los mossos son un cuerpo joven sin la experiencia de la guardia civil que se han ganado a pulso el odio del ciudadano a base de recaudar, explotar y con actuaciones tan memorables como las de la comisaría de Les Corts y la mani de protesta porque eso se hiciera público (peor que la policía franquista).

Además, para acabar de superarse a sí mismos, van a instalar 35 radares nuevos en las carreteras catalanas. El doble que en Madrid tenemos ya. Venga a gastar dinero en radares y dispositivos de recaudación y mientras seguimos pagando peajes. Si se tradujera a mejoras en la red vial la cantidad de dinero gastado en radares es seguro que se hubiese recaudado menos (¿a dónde va a parar todo ese dinero?) y que se hubiese salvado alguna vida más, dado el deplorable estado de las carreteras. Pocos muertos en autopista, muchos en carretera. Pero eso parece que no importa.

Aún no ha terminado la operación retorno. 12 muertos el año pasado. 11 éste. Ha bajado la mortalidad en España. En Catalunya, donde además de tener más radares, tenemos peores carreteras y las buenas son de pago, tenemos a los mossos que acaban de retratarse nuevamente con esta cifra. Y el que más su jefe, Perez Moya, que dice que habrá que analizar el tema. Ya sé la respuesta, "a recaudar más".

25/03:  Finalmente son 12 los muertos, los mismos que el año pasado. Ayer dijeron 13 en TV3 y recaptació, digo, trànsit, les llamó corriendo para que rectificaran (quévergüenza). En España han bajado las víctimas un 45%. El RACE advierte de que no es bueno que los conductores conduzcan con miedo, que es lo que está empezando a pasar en Catalunya.

 

 

Mierda por puntos

Mierda por puntos

Hoy bajé a ver a la familia a Sabadell, 90 kilómetros de carretera. Para disfrutar del viaje, pues mejor en moto que en coche.

Mientras vas tragando millas ves que la carretera de Vilanova Vilafranca es la misma mierda desde hace años y hay protestas de los vecinos de la zona por el elefvado número de accidentes. Ves que la carretera del Ordal sigue llena de puntos negros, de baches, de pasos de cebra deslizantes. Ves que las rotondas no han mejorado la seguridad sino más bien lo contrario.

Lo que sí que no ves, pero ahí están son los radares, los mossos, escondidos como ladrones; un amplio dispositivo y caro, carísimo, dedicado única y exclusivamente a recaudar. Lo de la seguridad es una patraña. Después de lo visto hoy aún más. Y llegas a casa y ves el primer titular de las noticias: Inicio de semana santa negro. 6 víctimas mortales en las carreteras catalanas.

El respeto que sentía por la Guardia Civil (en mayúsculas) es directamente proporcional a la pena que me dan los mossos, con sus flamantes uniformes, su prepotencia y su inexperiencia. Y lo de los tramos a 80 por Barcelona... demencial. El carnet por puntos es una medida recaudatoria camuflada, los locos lo serán con 12 o con 3 puntos. Y una forma de que paguen justos por pecadores.

Sigo: marcas de frenazos justo antes de los radares fijos (algunos falsos), obras mal señalizadas, vehículos de los mossos a la caza y captura de ¿chorizos? no, de ciudadanos, pavimento en malas condiciones, camiones circulando un fin de semana de tránsito como es este...

Y lo "mejor": los guardarrailes equipados con guillotina no se han eliminado. Aún hay más. Quisiera yo saber en qué cojones se gastan el dinero de las multas estos asesinos por omisión . 

Nos estamos volviendo locos o nos van a volver locos...

Elecciones 2008

Eurotostón

Uno de los anacronismos, mayor aún que la infausta casa real, es el festival de eurotostón. Ya en los tiempos del blanco y negro, con José Luis Uribarri, era un rollo bastante insoportable, que alcanzó las mayores cotas de impresentabilidad y ejpaña cañí cuando a Serrat no lo dejaron cantar en catalán y -oh, qué casualidad- ganó Massiel con el "la,la,la".

 

Hace unos años Austria estuvo representada por un tipo llamado Alf Poier, que llevaba una estética impresentable pero es un artista galardonado por su trabajo en el mundo de la comedia y bastante crítico con muchos aspecto del stablishment. 

 

 


 


Tras aquello uno pensaba "bueno, esto no lo supera nadie". Pero sí. La Eppañacañí, la de la pandereta, la peineta, el toro y la O con un canuto, existe, es cada vez mayor y encima se enorgullece de serlo. Este es el pavo que va a ir a eurotostón... (el gilipollas).

 

Mossos

BCN castiga con 1.400 euros una llamada al civismo

  1. Los dos multados ironizaron sobre la permisividad con los hinchas del Rangers
 Los sancionados, Josep Maria y Àngel López, muestran un cartel que pusieron en la plaza de Catalunya, ayer. Foto:  ACN / GERMÁN GONZÁLEZ Los sancionados, Josep Maria y Àngel López, muestran un cartel que pusieron en la plaza de Catalunya, ayer. Foto: ACN / GERMÁN GONZÁLEZ

MÁS INFORMACIÓN

ALBERT OLLÉS
BARCELONA
La aplicación de la polémica norma cívica de Barcelona, en vigor desde el 2006, no gana para titulares. La discrecionalidad que otorga a los agentes de la autoridad en pos de cumplir el reglamento --denunciada en su tramitación por partidos políticos y entidades cívicas-- desembocó en la última visita de los hooligans del Glasgow Rangers en una inédita contradicción: la de no multar a los escoceses por sus actos incívicos, pero castigar con 1.400 euros a dos barceloneses que protestaron por la indolencia municipal y de los Mossos.
Así lo denunciaron ayer los afectados, los hermanos Josep Maria y Àngel López, que, según explicaron ante la prensa, decidieron movilizarse el pasado 7 de noviembre en pos del civismo y la aplicación universal de la norma tras ver por la tele las imágenes de los hooligans bebiendo, orinando y ensuciando el centro de la ciudad.
A la mañana siguiente se dirigieron al escenario de los hechos, la plaza de Catalunya, donde plantaron en el césped --incumpliendo la norma-- cuatro pequeños carteles del tamaño de un folio en los que criticaban irónicamente al ayuntamiento por el agravio comparativo de permitir a los escoceses lo que se prohíbe a los catalanes. En uno de los carteles acuñaron el neologismo pixing, en referencia paródica al servicio municipal de alquiler de bicis, el Bicing, y en las otras hicieron burla del alcalde dando la bienvenida a los díscolos aficionados y permitiéndoles campar a sus anchas.
La broma reivindicativa no debió gustar a un agente de los Mossos que patrullaba por la zona e identificó a los autores, que a los pocos días después recibieron tres multas de la Guardia Urbana por vulnerar con su acción la propia ordenanza cívica que estaban defendiendo. Y como el reglamento es especialmente severo en la cuantía de las sanciones, las tres faltas suman la nada despreciable cifra de 1.400 euros.

ALEGACIONES
Los dos hermanos se pusieron en manos de los abogados del Colectivo Ronda, que aprovechó ayer la visita a Barcelona del otro club de Glasgow, el Celtic, para publicitar el caso y buscar el máximo impacto mediático. El abogado de los sancionados dijo que ha presentado alegaciones y lamentó la "diferencia de trato" con los hooligans.
 
EL PODER, EN MALAS MANOS, SE CONVIERTE EN TIRANIA.

Comisaria de Les Corts

El fiscal acusa a tres mossos de romper el brazo a un detenido

  1. • Los agentes se enfrentan a una pena leve y al pago de una elevada indemnización
J. G. ALBALAT
BARCELONA
El ciudadano guineano Aliou B. D. entró detenido el 28 de abril del 2006 en la comisaria de los Mossos d'Esquadra del barrio de Les Corts y abandonó las dependencia policiales con un brazo roto y fuertes dolores. La Fiscalía de Barcelona acusa ahora a tres agentes destinados al área de custodia, entre ellos un cabo, de un delito de lesiones por imprudencia y solicita para cada uno cuatro meses de prisión, además del pago de una indemnización de 61.420 euros. La Conselleria d'Interior figura como responsable civil subsidiaria.
La fiscalía presentó la semana pasada su escrito de acusación en el Juzgado de Instrucción número 6 de Barcelona, que durante los últimos meses ha estado investigando las lesiones que sufrió el arrestado durante su estancia en las celdas de la comisaría de Les Corts. No hay imágenes de vídeo como en otros casos, pero sí pruebas, al entender de la acusación pública que, sin embargo, no acusa de malos tratos o agresión, sino de una lesión por imprudencia, al entender que no hubo intención de provocar la rotura del brazo.
Aliou B. fue arrestado por un presunto delito contra la salud pública y fue conducido a la comisaría de Les Corts. Sobre las 21.15 horas, cuando estaba en la celda número seis, el ciudadano guineano empezó a alterarse. Sin más, empezó a gritar, a lanzar la manta y el colchón contra las paredes y a golpearse contra los barrotes. Un cabo se aproximó a la celda y delante de la puerta intentó conversar con él para que se calmara.

INMOVILIZACIÓN FORZOSA
La fiscalía detalla que Aliou hizo caso omiso a los requerimientos del cabo, a la vez que iba aumentando gradualmente su agresividad. La situación estaba llegando a un límite peligroso y el mosso ordenó al detenido que se situara de espaldas a la puerta y con las manos hacia atrás. Pretendía esposarlo. Pero el joven guineano seguía en sus trece y no obedecía a nadie. Fue entonces cuando el cabo decidió entrar en la celda, acompañado de otro agente, con el fin de inmovilizarlo.
Sin embargo, Aliou se resistía y forcejeaba para impedir inmovilización, de tal manera que cayeron al suelo todos, incluso un agente que entró en la celda al oír los gritos que profería el detenido. Una vez en el suelo, y mientras el cabo sujetaba el brazo derecho del detenido con el fin de colocarle las esposas, un agente le cogió por la cintura, otro le agarró por el brazo izquierdo y un cuarto le inmovilizó las piernas.
Entre los cuatro agentes consiguieron colocarle las esposas. En esta operación, se produjo la fractura en tres fragmentos del húmero izquierdo de Aliou. Los mossos no se dieron cuenta, en un primer momento, de esta lesión, ya que el arrestado cesó en "su actitud agresiva", incide la fiscalía. Minutos después, el detenido comenzó de nuevo a gritar y a quejarse del dolor. Al final, tuvo que ser trasladado a un centro médico, donde se le diagnosticó la rotura del brazo, que le ha dejado secuelas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Plan de prisiones

Plan de pensiones

César Molina, exalto cargo del ministerio de economía en la anterior etapa del gobierno socialista, ha hecho un estudio en el que aboga porque el trabajador se vea obligado a contratar un plan de pensiones. Hay una frase que es lapidaria y demuestra hasta qué punto a estos señores tan sesudos les falta un tornillo. “Bismarck impuso los 65 años como edad de jubilación en el siglo XIX cuando sólo llegaba el 10% de la población, no ahora que llega el 90%”

Claro, los que llegaban seguramente no tenían necesidad de jubilarse en us mayoría porque las condiciones laborales del XIX, empezando por las prácticas empresariales de la revolución industrial, hacían que los obreros fueran pura mano de obra que se cambiaba al averiarse. Morían jóvenes, desde luego que sí.

Y hoy, cuando los procesos productivos apoyados por una tecnología que ni se podía soñar en el siglo XIX hacen qu se produzca más, mejor y más barato, seguimos trabajando 40 horas semanales (en el mejor de los casos, claro) y eso tampoco ha cambiado desde hace 100 años.

Así pues, si somos más ricos, producimos más y mejor y generamos más riqueza…  nos dicen que hemos de estar más años trabajando… porque vivimos más…

Sí, se vive más, pero no en mejores condiciones; porque se ha alargado la esperanza de vida pero no la calidad de la misma.

Y España es el país donde más horas se trabajan y con los trabajadores que más tardan en jubilarse. Casi 5 años de diferencia con Europa.

¿Qué es lo que falla?

Menos multas y más seguridad

Esta carta la ha publicado El Periodico en la edición 24.2.08 y detalla perfectamente la paranoia en la que nos quieren meter a todos y cuyo principal brazo ejecutor en Cataluña son los “Mossos, S.A.”

Más educación y menos multas en la carretera
Javier Jorge González. Esparreguera

Soy socio fundador de Moteros en Acción, y el motivo de esta misiva es advertir de que algo de Franco parece haber quedado en muchos ministerios actuales, pues las formas dictatoriales para acallar al pueblo se vuelven a usar hoy en día. Resulta que Fomento ha denunciado al agente de la Agrupación de Tráfico de Huesca Juan Carlos Toribio, que no es precisamente un recaudador de multas, sino un excelente educador vial y, sobre todo, uno de los mayores denunciantes de este país contra las administraciones por el pésimo estado de las carreteras. Cada vez que detecta un tramo que puede causar un accidente, lo fotografía y lo denuncia. Como gran motorista que es, sabe que un guardarraíl, un bache y una pintura de señalización pueden provocar caídas mortales. Viajar por Europa --incluido Portugal-- es una tranquilidad para cualquier motero. Sin embargo, España está como algunos países tercermundistas en cuanto a seguridad.
La Dirección General de Tráfico gasta millones de euros en invadir las carreteras con radares móviles y fijos para conseguir cuantas más multas mejor, e invierte también mucho dinero en helicópteros de tecnología punta con el mismo fin, pero no es capaz de invertir un solo duro en educación y seguridad. Sí se preocupa, en cambio, de mostrar imágenes de los cuatro descerebrados sin casco que hacen el caballito con la moto. Quieren acallar a Juan Carlos Toribio, por dar la alarma justamente, y quieren taparnos la boca a los ciudadanos que reclamamos lo que nos toca por ley. Por mucha perplejidad que despierte este hecho, los motoristas apoyamos a Juan Carlos Toribio, un guardia civil de Tráfico.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres