Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Hoygans

A medida que internet se populariza van apareciendo nuevas tipologías humanoides, particularmente frikis. Empezaron los lammers, luego aparecieron los trolls, siempre estuvieron ahí los nerds y ahora…

 

¡¡ llegan los Hoygan ¡!

 

Los hoygan son igual de petardos que los trolls, con la diferencia que un troll suele saber que es un tros de merda frente a un teclado con el único ánimo de provocar y que suele regodearse en su propia estupidez mientras que un hoygan es un pobre desgraciao, más bruto que un arao, que sa puesto el intenné n’kasa y la manera más rápida de saber cómo va algo, que no quiere decir que lo luego lo aprenda, es meterse en un foro donde echan una mano, no leerse las normas, escribir con mayúsculas, con faltas y destrozando la gramática, y con el convencimiento absoluto de que como paga su cuota de abono a timofónica (o quien toque) tiene derecho a que le atiendan ipso facto.

Los hoygan empiezan su mensaje con un “Hoygan, digamme como ay que aser para…” y de ahí el apelativo. Lo bueno es que dan risa, tanto los comentarios de los hoygan como los que suelen recibir a sus surrealistas intervenciones. Existe una página Web que me ahorrará más explicaciones y que es digna de ver con un enfoque humorístico. Depresivos abstenerse porque en vez de risa les puede dar mucha pena lo que leerán.

Y esto no ha hecho más que empezar. Hace 12 años, cuando navegaba con infobirria, no existían estas tribus. En una década internet se ha metido en las casas. Así que a verlas venir, porque seguro que los hoygan quedarán pronto superados por una nueva especie mucho, muchísimo más bruta que ellos.

Y existe el Hoyganés, u hoygan hablado. Buenafuente dixit... 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres