Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Sputnik

La perrita Laika (Laica), lanzada al espacio en 1957 a bordo del Sputnik-2, murió de estrés en la cápsula de despegue, según ha develado un biólogo ruso, al igual que muchos otros como Bars, Lisichka, Pchelka, Mushka (perros, generalmente mestizos y sin hogar..). Yorick, Gordo, Able, Bonnie (monos) ..y gatos, y chimpancés, y más y más..

Mientras la tragedia del Columbia hace correr ríos y ríos de tinta y ocupa horas de televisión en todo el mundo... creo que todos debemos a Laika y a todos aquellos inocentes algo más de 35 palabras.

La historia de Laika (Laica)

En aquel año de 1957, el mundo asistía asombrado el 4 de octubre, al lanzamiento por parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, del primer satélite artificial de la historia de la Humanidad. El Sputnik 1. Tenía 83 kgrs. de masa, y logró llegar a la órbita terrestre, ante el estupor de los Estados Unidos de Norteamérica que no habían logrado elevar su Vanguard, su primer satélite artificial, de sólo 1.470 grs. de masa. Comenzaba la Carrera Espacial.

Ante el éxito del lanzamiento del primer Spuknit, un equipo de técnicos soviéticos, formado por el científico e ideólogo de la misión, Serguei Korolev; el ingeniero Nikolaï Koutyrkine; y el matemático Georgui Gretchko, deciden el lanzamiento de un nuevo satélite artificial, el Sputnik 2. Pero a diferencia del primero, éste iba a ir habitado. El ser vivo elegido fue Laika. Los científicos rusos encontraron a Laika por las calles de Moscú.

La metieron en una especie de maleta espacial para introducirla en el Spuknit 2, que se iba a lanzar desde el cosmódromo de Tyuratam-Baïkonour, en la URSS. Laika, no entendía nada de lo que le estaba pasando.

Asustada, Laika (laica) miraba a su alrededor, porque nadie le explicaba nada. A Laika, le llenaron todo su cuerpecito de cables, para saber desde la Tierra, como estaban sus constantes vitales, cuando ella estuviera ya navegando. Y cuando ya estuvo preparada, la metieron en el Sputnik 2.

El 3 de noviembre de 1957, a las 22:28 hora local de Moscú, el Spuknit 2, era lanzado al espacio con nuestra perrita Laika, un equipo de radio y un medidor de rayos cósmicos. Su órbita tenía un perigeo de 225 kms. y un apogeo de 1.671 kms., con una duración de 103,7 minutos y una inclinación de 65,1 grados. Desde el control en Tierra, después del lanzamiento, escucharon a Laika ladrar, y percibieron los latidos de su corazón.

Laika no volvería ya más al planeta azul que la vio nacer. Al séptimo día de su viaje espacial, nuestra perrita recibió en su comida, una dosis de veneno para acabar con su vida, y así evitarle el sufrimiento de morir abrasada cuando el Sputnik 2, reentrara en la atmósfera, cosa que sucedió el 14 de abril de 1958, en las Antillas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres