Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Shrek III

Shrek III
Tras lo visto hoy en la gran pantalla, está clara una cosa:
 

Este ogro ha pasado de ser un personaje divertido e irreverente y no demasiado cercano al sistema a ser un ogrito que le da yuyu tener niños, dice que "sí bwana" a lo que diga Fiona y acaba disfrutando de las maravillas del matrimonio y los niños cagones, después de aleccionar a un estudiante sobre las responsabilidades en la vida.

Hasta Shrek, a pesar de ser un ogro, se ha vuelto un metrosexual de mierda y un moñas del copón. Eso sí, la imagen por ordenador alcanza cotas impresionantes. Es lo único.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres