Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Elecciones

Elecciones

Jornada de reflexión.

Vale, a ver...

Me he pasado 6 meses con obras por todas partes, sin acabar de saber muy bien en qué dirección estaban las calles de un día para otro ni si al volver de currar tendría que hacer una ginkama, masticando polvo, oyendo ruido desde las 8 de la mañana hasta las 6 de la tarde...

Todas las obras las han hecho al mismo tiempo, de golpe y ¡¡oh casualidad!! las terminaron esta semana. El resto del año, los 3 años anteriores, no hicieron prácticamente nada. Y me han dejado las calles colindantes a casa hechas una mierda con una plaza que me han construido delante. Han asfaltado lo que más se ve y el resto sigue dando pena.

Las calles están llenas de carteles colgando que muestran fotos de personajillos que no saben sonreir. Algunos dan hasta un poco de yuyu. Pasan coches a todas horas con megafonía a todo volumen que te ordenan, te mandan, te exigen que votes a uno de esos personajillos colgados de las farolas.

Los amigos, los conocidos, los que andan metidos en politiqueo, se acuerdan de tí.

El alcalde, que en su puñetera vida me ha respondido a ninguna consulta que le he hecho por email ahora sí contestó uno.

En los discursitos de ayer noche, cerrando la campaña electoral, varias zonas de Segur estaban 'tomadas' por la policía y los partidos. Todos diciendo lo mal que lo hacían los otros y ninguno diciendo qué se podría hacer si todos se pusieran de acuerdo. Triste.

Reflexión hecha.

Decisión tomada. Esta panda de gitanos no merece mi voto. No merecen que levante el culo para votarles. Ni siquiera merecen que se les haga caso. Siempre dicen trabajar para el pueblo los que sólo se acuerdan de él una vez cada 4 años.

Verdes. No sé qué harán, pero como nunca les vota nadie.... 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres