Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Semana Santa

Semana Santa

Imagen meteosat del jueves 5-abril-07

 

Hay una cosa que no falla en Semana Santa.

Una, porque por fallar, resulta que este año han fallado las barbacoas humeantes, las sardinadas apestosas peti qui peti, los trozos de carne humana secándose al sol a la espera de un nuevo cáncer de piel, las diarias hordas de pixapins color gamba paseo marítimo arriba paseo marítimo abajo. Han fallado hasta algunas procesiones (uf, menos mal) e incluso la birria de programación de tv no ha endiñado tantos atentados religioso-fílmicos que ya cansan por repetitivos. Por fallar, han fallado incluso los hijos de puta del 'melonero', el 'colchonero' y el señor 'ajostielnos, señora' que se han quedado en su caverna no fuera a partirlos un rayo escuchando las súplicas de hastiados amantes del silencio como yo.

Total, que mucha tecnología, mucho siglo XXI pero el mundo sigue dependiendo del "a ver qué tiempo hace". Ha llovido casi toda la semana santa y muchas de las cosas típicas e insoportables han fallado, por suerte para los que vivimos en la costa.

Sólo hay algo que no ha fallado.

Grandes caravanas y de momento más de 50 fiambres en la carretera.

Tráfico decía que iban a ser sólo 2 cifras. Ja, jajá, jajá.

"Están locos estos romanos", que diría Obélix.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres