Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Blogging is not a crime

Blogging is not a crime

En Egipto ha sido condenado a 4 años de cárcel un blogger, Abdelkarim Soliman alias “Kareem Amer” por expresar su opinión. Es un delito grave en países gobernados por subnormales. Entre los subnormales se puede contar a integristas como Bush, como los ayatollahs y también como Mubarak, presidente de Egipto. El blogger hizo comentarios críticos sobre el islam y sobre el gobierno egipcio.

Reporteros sin Fronteras y Amnistía Internacional ya han tomado cartas en el asunto, pero es difícil que consigan algo en países donde gobiernan déspotas y la mayoría de la población está lobotomizada por la mierda de la religión.

Lo mejor de internet es que es imparable. Un blogger que se precie puede abrir un blog en un país medianamente libre y publicar allí lo que quiera. Es una lucha perdida de los gobiernos que, como siempre, van un paso atrás en los avances sociales. Por no decir que más que un paso lleván una carrera completa de maratón de retraso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres