Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Selam

Selam

Se llama Selam.

Es nuestra hipertatarabuela, nuestro antepasado, el más antiguo descubierto hasta ahora. La prueba del carbono 14 data sus huesos fósiles en 3.3 millones de años, casi tantos como Sara Montiel y Marujita Díaz juntas.

Es una cría de la misma especie que Lucy, Australopithecus Afarensis, aunque 150mil años más antigua.

El descubrimiento, hecho en 2000 en Etiopía y cuyos resultados han salido a la luz esta semana permite saber que su parte superior es parecida a los simios, pero la parte inferior, de cintura para abajo, demuestra que ya era bípeda. Aporta más luz a nuestro origen como especie.

Sea como sea, mientras no se invente la máquina del tiempo, la única forma de saber algo sobre nuestro origen es a través de los fósiles, que aún tienen mucho que contar y el hombre mucho que descubrir. Me encanta todo este tema, Richard Leakey y familia son de mis lecturas favoritas. El último ancestro común entre humanos y chimpancés es de hace 7 millones de años. Antes o después se podrá encontrar al eslabón perdido. Ojalá viva para ver el descubrimiento y qué patrañas se inventa entonces la iglesia, porque, desde luego que Selam es antepasado de Ratzinger, sólo que entonces el dios de Ratzinger no existía. Y Ratzinger, afortunadamente, tampoco. Aunque, no sé, eso de que "hizo al hombre a imagen y semejanza" ¿en qué quedamos?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres