Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Jo no t'espere

 

Vendidos más de 5.000 carteles a 3 euros, en contra de la visita del papa a Valencia.

Se llama derecho a discrepar.

Resultado: católicos silbando a los que llevaban los carteles e insultando a ZP, "ese demonio que permite que se casen los maricones y las bolleras". (sí, gays y lesbianas). Vete con ETA que son tus amigos. A todos estos católicos puros habría que quemarlos por herejes e hipócritas, por hablar de compasión y ser unos hijos de la gran puta. Pero ya no van así las cosas, afortunadamente ya no se quema ni trocea a nadie porque no esté de acuerdo con tus creencias. Y tampoco voy a meter a todos los creyentes en el mismo saco de intolerancia. Alguno hay que se cree el cuento y no se mete con nadie. 

La visita del Ratzinger ha salido por unos 20.000.000 de euros al erario público (va, en pesetas se ve más claro... 3.327.720.000 ptas). 3mil y pico kilos. Ssssssssstupendo.

¿la red de metro habría mejorado con esa pasta? ¿cuanta gente habría comido en un país pobre? Hijos de puta...

Bueeeeeno, que no passa res xiquet, que el papa ha resat unes oracions per les ànimes dels morts. Ah, bueno, entonces estarán en el cielo y todos los católicos deben alegrarse de esas muertes porque todos han ido directos al lado del maestro de ceremonias. Hijos de puta...

Ya, ya, y ¿qué dice la iglesia (la misma que quemó a algunos sabios) respecto a...?

  • el avance de los derechos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales NO
  • la igualdad plena para las mujeres y el respeto a sus decisiones NO
  • el uso de métodos anticonceptivos; la interrupción voluntaria del embarazo NO
  • la prevención del VIH-SIDA y otras infecciones de transmisión sexual NO
  • la investigación científica con células madre NO
  • la reproducción asistida NO
  • el debate sobre el derecho a una muerte digna NO
  • la imposición de la religión en la escuela SIIIII

La forma vaticana de tirar pa'lante estos criterios: imponerlos al conjunto de la sociedad, sean los ciudadanos católicos o no: normalmente por la vía de la prohibición. No folles, no mueras dignamente, estudia religión por pelotas, no tal, no cual. Hijos de puta...

La forma laica de tratar las opiniones: discutirlas PERO NO IMPONERLAS. No usar la prohibición y menos decir que "irás al infierno". El infierno está aquí, tiene la sede en Roma y lo preside un tipo que cifra su visita en 3mil millones de ptas. En teoría, si les hacemos caso a lo que nos cuentan (que ya es hacer mucho caso), resulta que el hijo de aquel a quien representa el papa alemán en la tierra, iba en burro , vestido humildemente y sus visitas y consejos eran gratis. No en un coche blindado (¿donde queda la creencia ciega en la disposición de la voluntad de dios si andas con un coche blindado?... Hijo de puta.

Asi que por estar de acuerdo con el progreso voy a ir al puto infierno. Lo único que me jode es que me encontraré a todos los papas allí metidos. Y al mismísimo Satanás escondido ante tanto cabrón suelto.

Vale.

Hijos de puta

Amén.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres