Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Mendigos de cuello blanco

 

Desde hace muchos años, demasiados, Catalunya da más de lo que recibe. Y también recibe más de lo que aporta.

En términos monetarios aporta mucho más dinero a España del que luego recibe en inversiones, aunque sea el motor económico número 1.

En términos de buen rollo recibe muchas ostias, más de las que debiera darle a esos ejpañoles como Bono, González y demás nacionalistas hispanos que creen que somos tontos y nos gusta que nos tomen el pelo.

Se negoció un Estatut de pà sucat amb oli que Artur Mas aún diluyó más por 30 monedas que, luego, tampoco se las dieron. Un impresentable que vende motos ¿o zapatos? dijo que aprobaría el estatut que saliera del parlament de Catalunya, cosa que no hizo. Y ahora dicen algunas voces de socialistos del pasado que tampoc habría que aplicar las condiciones económicas del Estatut porque, claro, pobre país, ahora entra en crisis y no le va a dar lo que toca a Catalunya que, en un informe de Solbes, certifica que es demasiado solidària, lepese a quien le pese.

Montilla no es santo de mi devoción pero representa algunas cosas de las que debieran tomar nota los nacionalistas españoles

  • Es un andaluz al frente del gobierno catalán
  • Está defendiendo la aplicación de las medidas económicas
  • Cuenta con el apoyo del resto de partidos catalanes

Así que va siendo hora de que dejen de robarnos, dejen de tomarnos el pelo, se pongan todos a trabajar como se trabaja aquí y a aportar lo que se aporta desde aquí y luego, cuando cumplan esas condiciones, entonces que se quejen y hablen de igual a igual.

Mientras tanto, los que ponen el grito en el cielo, que sigan comportándose como mendigos pero, por favor, no molesten. Aquí estamos trabajando y estamos cansados de que nos insulten y nos saquen los cuartos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres