Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

SEQUIA (pertinaz sequía, oigue)

Dícese de la escasez de agua y de ideas y del exceso de estupidez que los acompaña.

Lo peor es que ha llovido lo suficiente para alargar el problema porque, desde luego que volverá a repetirse.

Pero mientras, los políticos se pelean entre ellos y así seguirán. Porque la mejor manera de arreglar la sequía es a base de reuniones para nada y para tirarse los trastos a la cabeza después. Que si el Ródano, que si el Ter, el Ebro, etc. Que yo sé más que tú, tururú.

En general demuestra de qué pie calza la desastrosa clase política de este país (que tiene los políticos que merece, desde luego).

Pero lo mejor ha sido lo del arzobispo de Barcelona, que ha pedido a los fieles que recen para que llueva. Eso no se saldría del típico folklore de los vendedores de humo si no fuera porque lo ha hecho cuando ya los meteorólogos anunciaban lluvias en toda Catalunya. Jeta de hormigón.

País…

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres