Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Renfe, hoy como ayer

Iba a bajar a Barna, pero visto el desastre de Renfe lo dejo para mejor ocasión, pongamos por ejemplo... 2008. O en moto, cuando haga mejor tiempo.

 


 

Renfe es una vergüenza. Es lo que debería costarle a este desgobierno lo mismo que le costó a los peperos la guerra de Iraq y las mentiras sobre el atentado que nos trajo el ir a esa guerra. La poltrona. Entre la mierda de Estatut, el desastre con el aeropuerto, la desgracia del AVE y cercanías y los colapsos en autopistas de pago es como para votarles.

Hace 30 años los trenes de Tenfe tardaban exactamente lo mismo que tardan ahora en hacer un trayecto tipo Sabadell-Segur de Calafell. BUeno... tardan más últimamente. Nada ha cambiado en cuanto a velocidad. En cuanto a comodidad, los de antes tenían asientos cómodos, de skay, donde te dormías plácidamente y había zonas para fumadores y estaba prohibido escupir. En los de ahora no fuma nadie (oficialmente) y se escupe porque tampoco hay carteles (este país no ha cambiado tanto, al contrario hay igual o mayor número de cerdos que antaño).

 


 

De los trenes verde-grises de los 60-70 pasamos a los rojiblancos de los 90. En 20 años de "mejoras" se perdieron la comodidad de los asientos, el poder echar un cigarrito en zonas autorizadas, abrir la ventana si te apetecía, echar la cortina, el reposacabezas en las unidades de dos pisos y la amplitud tanto para estirar las piernas como en anchura. Lo que sí ha ido a más son los retrasos, los precios, las aglomeraciones, la inseguridad y la suciedad. Y lo que no ha cambiado son los horarios. La frecuencia de paso de los trenes en Segur es la misma que cuando yo podía contar los abdominales. Ahora sólo tengo uno, o sea que ha pasado tiempo, sí.

 

 

Las imágenes del pasado pertenecen a esta magnífica web de trenes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres