Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Catalans

Catalans

Si hay algo que me alucina es la falta de memoria histórica de muchos catalanes. En eso se parecen a los españoles que, gritar, lo que haga falta, pero tramitar la queja por los mecanismos legales, eso ya es otro cantar.

¿El aeropuerto va mal? Pues a invadir la terminal. ¿Renfe va mal? Pues a invadir las vías. ¿Se va la luz? Pues a invadir la plaça St Jaume. ¿No queremos centro para drogadictos? A invadir la ronda litoral. 

Lo malo es que todo se queda ahí, en esa protesta tipo pataleta que sirve de poco y que segurísimo que a los que mandan en Madrid se la trae al pairo. Allí funciona de coña cercanías, el aeropuerto y no hay apagones tercermundistas de pura cepa. Y el dinero fluye, desde el mismo Madrid y desde una de las locomotoras económicas de Europa: Catalunya, claro.

Si aquí se dejara estar el típico y muy español ‘usted no sabe con quién está hablando’ a gritos (o a base de caceroladas, que viene a ser lo mismo) y en las urnas se dejase de votar a grupos políticos que se alían con España y la verdad es que no muestran indignación por el déficit fiscal que arrastra Catalunya, seguro que venían las inversiones volando.

Y eso que el partido republicano, independentista, catalanista, de izquierdas y que se queja de ese déficit fiscal aún tiene mucho que mejorar. Pero menos es nada.

Al fin y al cabo, el ejemplo cunde. Un juez preocupadísimo porque sale el vago follando en la portada de El Jueves mientras que Barcelona se queda a oscuras y los jueves no llaman a nadie a declarar. ¿Dije los jueves?... lapsus linguae, quería decir los jueces.

País.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres