Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Antinavidad punto com

Antinavidad punto com

Se acabaron las fiestas.

Menos mal.

No soy ni partidario ni detractor de las mismas. Cada cual que haga lo que le salga de la 'faba'. Si tuviese que elegir sería detractor, porque hay algunas épocas del año en que la gente se vuelve completamente loca. Sin lógica, sin motivo. Simplemente porque toca. Y una de ellas es en los días anteriores al 31 de diciembre.

Soy de los que ya pasan de salir por obligación sea cual sea la fecha y el evento y dice que no casi siempre que es no. Creo que eso te lo da la edad (además de las gafas y el culo carpeta). Antes o después te importa sólo lo poco que deba importarte. Aún así, hay muchas cosas que me dejan pasmado de las navidades. Algunas me alucinan y no acabo de entender cómo no se usa un pokito el cerebro o el buen gusto para evitarlas: No son una ni dos, son algunas más:

Compras

Las compras compulsivas. Esa locura consumista que se impone sin ton ni son, a lo loco. Hay que fundirse la paga extra, el sueldo y la visa para que quede claro que tu posición económica es boyante, al menos mientras dure la ilusión. Hay que epatar al personal. Los regalos son en su mayoría los que marca la tele, nada de ser original. Está bien hacer un regalo, aunque sólo sea una vez al año, pero hay que hacerlo con el corazón, no con un programa publicitario previo. En este sentido es terrible el número de anoréxicas imitando acento francés que salen vestidas de klingon o romulano con la palabreja final "Pagguí" (París).

Lo de los reyes y/o papà nöel es la pera. Muchos niños ven en tv tantos juguetes que no saben ni qué pedir, señalan a dedo lo que ven en la tele, sin llegar a pensar si realmente les acaba de gustar o no. Y los que piensan, o deberían hacerlo, pues nada, a comprarlo y punto.

El buen rollito

Hay quien se cree mejor persona estas fiestas porque da (o trata de dar) a los otros lo que el resto del año les niega. Es cojonudo ver ese comportamiento de autoengaño. 364 días joputa integral king size, 1 día de chupiguays.

Telebasura

Es lo peor de lo peor. Licencia para llegar al fondo de la miseria intelectual. Repiten las mismas aburridas películas todos los años, aparte de algún nuevo bodrio sobre papa nöel (ese invento de la cocacola). Lo que más destrozao puede llegar a dejar el cerebro de cualquiera que lo conserve tras ver la tv todo el año son los especiales "gran gala musical" y "especial locutores cantores". Ozú.

La gala musical es un programa enlatado donde el respetable hace como que está pasándoselo chachipiruli porque es fin de año (igual se ha grabado en septiembre y se mueren de calor, pero no pacha ná). Playback y en diferido. Toma ya.

Los Locutores Cantores creo que lo puso de moda telelerisión española y poco a poco el resto de cadenas la han imitado. Sale barato. Coges a los que tienes en nómina, los vistes de cualquier cosa y ¡ala, a cantar!. Va bien porque seguramente mejora el nivel general de lluvias del año, pero es patético ver a los periodistas y/o locutores metidos a hacer gorgoritos (luego me quejo de que los contertulios de hoy día no son periodistas, pero meter a periodistas a cantar o hacer el gilipollas riza el rizo del sentido común). Tv3 este año ha caido bajo, muy bajo. Cada vez se parece más al resto de cadenas ... del báter.

Campanadas

Esto me da mucha risa. Siempre hay quien se hace la picha un lío, siempre hay quien quiere ser diferente y mete la pata.

Este año tv3 se ha lucido también en ésto.

1.- Puso a dar las campanadas a 'los del tiempo'. Tomás Molina, que es un tipo bastante simpático pero mejor que para ésto no y a 'Mónica López' que para decir dónde están las nubes vale, pero para caer simpática, con su timidez y fifotería pues va a ser que no. A ambos los pusieron también en el programazo de locutores cantores. Me pregunto si les obligan o se ofrecen voluntarios para semejante esperpento. Más que nada por saber a quien habría que fusilar.

2.- En vez de un reloj normalito y corrientito tv3, "la cosa nostra", va y monta un espectáculo lumínico-flipeing de diseño en la torre agbar. No hay campanadas, no hay reloj. No hay que matarse mucho para quitarle protagonismo al Ramón García de los Cojones que en tve siempre nos da las campanadas desde la Puerta del Sol. Pero no. No lo hagamos mejor, hagámoslo más complicado y peor. Así pues demos un toque de 'fin de año design ouyea' para que los que no se enteraban a la antigua ahora lo hagan menos y se coman a las 2 de la mañana las uvas, que es otra tradición ilógica inventada para vender un excedente hace unos 100 años y que sirve para ver cuánto aguanta uno sin echar la pota tras la opípara cena, el exceso de priva y el posterior atragante. Ganas de epatar y de hacer el pamplinas tratando de sustituir las campanadas de un reloj.

Para dar verdaderamente la campanada el próximo año propongo que en vez de los pamplinas del tiempo o el ramongarsia o la igartiburirurirú o lina morgan pues que salga un culo. Un buen culo. Y una cerilla. Si el culo es femenino en la sala de fiestas adjunta se puede poner poner una bengala y si el culo es masculino pues ya tenemos zambomba y surtidor. El culo debe estar listo para peerse ferozmente en el momento preciso. La primera pedorreta de 5 segundos marcará el carrillón. Cuatro pedos gordos los cuartos. Y doce pedos barrocos marcarán las campanadas. Cuando todo termine se acerca al culo la cerilla encendida, explota todo y entre los fuegos de artificio se grita ¡¡fliiz ño webooouu!! Récord de audiencia.

Religión

Aunque me repatea el estómago cualquier atisbo dereligión, la prostitución de la fe de cada cual en beneficio de unos pocos, al menos los que van a la iglesia estas fechas cumplen con un precepto, aunque equivocado. De hecho no nació nadie destacable el 25 de diciembre de hace 2mil y pico años. El 25/12 era una fiesta pagana de 7 días de duración que un tal Dionisio se cargó de un plumazo sustituyéndola por el nacimiento de Jesús, en una gran cagada de cálculo, y desde entonces se celebra en esa fecha. Las tradiciones no entienden de nada así que menos aún de lógica y calendarios. De todas formas, me pregunto qué clase de cultura celebra un acto religioso como el nacimiento de su dios, o de su hijo, con un comportamiento tan boberas como el que se da en navidad. Malgastando, fingiendo, etcéeeeetera.

Sea feliz

Hay que ser feliz, poner cara de feliz. Es navidad y por cojones no sólo has de ser feliz sino que debes participar de todos los eventos que te toquen los ídems , o sea

  1. Cenas de trabajo en que compartes mesa con gente que el resto del año quisieras(n) ver encima de la mesa con una manzana en la boca, perejil en el culo y bien tostados
  2. Papeos pantagruélicos familiares, hoy aquí, mañana allí, dios mío donde me he dejado el almax...
  3. Pelotazo de fin de año. ¿esa noche debes salir por pelotas? ¿en qué se diferencia del resto de noches? ¿hay que pasarlo bien por obligación, como en las verbenas y otras tradiciones? sielosss
  4. vaya con una sonrisa por la calle, salude, compre... demuestre que es feliz en napitat

¿Y ahora qué?

Pues como el de la foto. La peña vuelve a la realidad de golpe. Con los bolsillos vacíos, la falsa felicidad vuela sin tiempo a despedirla y el dicho de 'año nuevo vida nueva' se va a la porra cuando ves que han subido el gas, el teléfono, la luz, el agua, la gasolina, los peajes y tu sueldo... jajaja, tu sueldo... jajaja...

Y así hasta dentro de 12 meses.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres