Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

CASAS SIN GENTE, GENTE SIN CASA

CASAS SIN GENTE, GENTE SIN CASA

Qué coño pasa

qué coño pasa

casas sin gente

gente sin casa...

Eso se gritaba en las manis, no demasiado multitudinarias, pero que por lo menos sí que se sucedieron hace días por todo el territorio de la piel de moro. Manis de jóvenes con màsters, idiomas, una formación excelente (ya lo escribí hace tiempo) que, vía SMS y email, se pusieron de acuerdo para protestar. Porque son pobres. Porque no hay expectativas.


No entro a fondo, ya lo han hecho los medios. Particularmente Informe Semanal emitió un reportaje magnífico hace una semana. Escribo más bien según mis recuerdos, que es lo que me importa porque es también lo que me vale ahora mismo pensando en esta barbarie de los precios de la vivienda y lo que espera a los hijos de mi generación.


Escribo recordando que hace algo más de 20 años tenía mi primer trabajo y ganaba alrededor de 90mil pelas al mes. Con ese "dineral" (serían unos 540 euritos) me podía plantear comprarme un cochecito nuevo (800mil pelas) y pensar en meterme en un piso lo antes posible (y lo hice). Los pisos podían valer, aproximadamente, entre 3 y 5 millones, y hablo de pisos normalitos, no las cajas de mistos que hacen ahora.

Esos mismos pisos, lo he visto anunciado, hoy se venden por más de 30 kilos, diez veces su valor original en 20 años. Entonces, para ir bien, el que ganaba entonces 90mil pelas hoy día debiera estar en torno a las 900.000 (5400 euros) pero eso no pasa. Pasa que realmente anda entre los 700 y 900, horreur...

Horreur, sí, porque los mileuristas no son tantos, la cosa es peor de lo que parece. Simplemente el que cobra mil euros hoy día, se junta con su pareja que con suerte cobra otros mil, y se embarcan en la compra de un piso... muy probablemente les quedarán a los dos, limpios, 800 euros para vivir. 400 por barba. O sea, pobres funcionales. ¿cómo se pasa el mes con 400 euros de mierda?

El mundo que les está quedando a los jóvenes no es para tirar cohetes.....

Obviando el resto de problemas, mirando sólo en lo referente a tener un techo:

  1. La generación que me precedió fue una generación donde curraba el cabeza de familia y podían pagar casa, coche y tener algunos hijos a los que legar una vivienda pagada. (e incluso una segunda residencia).
  2. Mi generación, el baby boom, paga coche y casa pero justito, y de hijos dos, uno o ninguno, los cuales es probable que herede(n) una vivienda pagada o casi.
  3. La próxima generación le dejará las deudas a ¿quién? porque dudo que puedan llegar a tener siquiera un hijo si quieren pagar el piso y comer. Aunque igual se inventa algún tipo de hipoteca a doscientos años al sopotocientos de interés.

Pero a los políticos, a la familia real, a los especuladores, a éstos ni les falta vivienda ni sueldo ni nada de nada.

Algún día empezarán a arder coches y negocios, como pasó hace un año en la France. Y los políticos se extrañarán, no entenderán nada y tratarán de que la poli lo pare todo a ostias y pondrán a parir a todo kiske en lugar de coger las maletas e irse a tomar por culo. Empezando por una ministra que soltó algo sobre pisos de 30 metros y un bigotes que dijo que "Eppaña va bieng". Esa Eppaña sería la suya, porque la de los demás cada día va peor. Tanto, que ya ni se puede comprar un trocito de ella para vivir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres