Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Barbie presidiaria.

Barbie presidiaria.

A la propietaria de la figa central,  Paris Hilton –alias Barbie Hilton- la metieron en la cárcel, tralarí, tralará, por su costumbre de ir flipada al volante. Ok, baby. La niña ha sido muuu mala, va a la cárcel, está unos días (pocos, no sea que le dé un yuyu) y luego alegando razones médicas, que no explicaremos a nadie, por supuesto, la mandamos a casita de supopó y sumomó con una pulserita en el tobillo para que cumpla arresto domiciliario y así BH ya habrá vivido una nueva experiencia en su aburrida vida de caprichosa niña millonaria.

Los defensores de los derechos civiles estaban que trinaban con la noticia de su salida de la cárcel. Y los medios judiciales también.

Hasta aquí todo mal, pero un juez con dos dedos de frente ha decidido que no, que ya vale de reirse de otros presos con muchísimos menos recursos económicos y contactos. Y a la cárcel otra vez. En un país donde se ejecuta a inocentes porque no se pueden pagar un buen abogado era lo menos que se podía pedir.

BH, que un día dijo ser el modelo de mujer del XXI, ante la vuelta a la cárcel, se ha portado como tal: lloros, gritos, pataletas, pelos pingaos, un ¡¡esto no es justo!! e implorando a ‘sumomó’ para que evitara su encarcelamiento. Una auténtica mujer hecha y derecha del XXI, sí. Será de la celda XXI porque otra cosa…

Normalmente paso de los rollos de la jet pet, el petardeo y gentucilla de pelaje semejante, pero esta noticia me ha gustado leerla. BH se ha pasado muchas cosas por la figa, real y figuradamente, siempre amparada en su posición social y en la pasta que le sale por las orejas. Iba siendo hora de que conociera un poquito el mundo de a pie, al menos una vez. Sólo le quedan 40 días de condena, pero tal vez aprenda algo, aunque eso seguramente sea mucho pedir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres