Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

FERIADABRÍ

FERIADABRÍ

(aprovechando que ya es Sant Jordi)

 

Feria del libro de Frankfurt. La más importante del mundo. En la edición de este año la convidada de honor será Catalunya, un país sin estado. Mientras que fuera se invita a la cultura catalana porque es definida por los mismos alemanes como poco regionalista y de interés europeo aquí dentro pasan dos cosas que dan muestra de que la imbecilidad no tiene límites: Una: La Setmana del Llibre en Català que se hacía en la Plaça de Catalunya se va a hacer en otra parte el próximo año porque el ‘eckselentisssimo achuntament de barsalona' dice que ya se hacen demasiados actos en esta plaza. Lo más probable es que el evento tenga lugar en otra ciudad, si es que lo tiene, porque hay un grandísimo cabreo de editores y lectores ante tal decisión propia de lerdos y/o políticos, que últimamente vienen a ser lo mismo. Dos: El día 27 llega a su 36ª edición la feria de abril de Catalunya. Algo más de 725.000€ o 120 millones de pesetas de dinero público que se van a tirar para subvencionar a la FECAC (Federación de Entidades Culturales Andaluzas de Catalunya) entidad transparente y honrada hasta el punto de que ha tenido que ser investigada por mangoneo de fondos y chanchullos varios. Manda webos...

Mientras afuera valoran la importancia de la cultura con mayúsculas, aquí se se subvenciona el folklore andaluz y se ponen palos en las ruedas a la cultura catalana. Supongo que estas cosas no saldrán en futuros reportajes tratando de insultar al pueblo catalán en TeleEspe (que algunos aún llaman Telemadrid). No es necesario que hagan un pseudoreportaje tratando de hacer polvo la identidad y cultura de un pueblo. En este caso lo hacemos nosotros solitos. El reportaje se podría titular "politicuchos imbéciles y derrochadores". Dedicado a los que usan dinero público catalán para subvencionar el pescaito frito y a profesionales del ponerse ciego a base de fino y manzanilla. ¿Eso es cultura? Y aunque lo fuera resulta que no tiene nada que ver con algo que sí es cultura (lectura) y sobretodo es la mía, la catalana, que se ve arrinconado de esta manera por el ayuntamiento de Barcelona. Yo a ésto no sé cómo lo llaman las increibles mentes pensantes de la política pero yo lo llamaría exceso de gilipollez en grado sumo. Los alemanes valoran nuestra cultura al tiempo que aquí se arrincona y se gastan los fondos en gilipolleces. La feria de abril que se la paguen los que tienen intereses en ella, que en su mayoría -por experiencia hablo- en el habla del catalán no pasan del ¿qué pasa neng?, creen que Pompeu Fabra es una marca de vino y ‘força al canut' se refiere a una polla bien tiesa. ¿Qué tal si se gastan esos 700 y pico mil euros en subvencionar algún acto de cultura catalana en Andalucía y se dejan de hacer el imbécil y el soplapollas? También podrían gastarlo en mandarle un montón de libros en catalán a Esperanza Aguirre. Aznar se los podría leer, ya que habla catalán en la intimidad. Porque está demostrado que la imbecilidad se cura leyendo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres