Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Los 5 minutos de fama...

Gary Brolsma fue un tipo que grabó un video con la cancioncita pegadiza de O'zone 'Dragostea din Tei'. En principio era para que lo viera únicamente su familia pero algún cabroncete con sentido del humor lo colgó en la red y Gary se convirtió en un fenómeno mundial. EL video dió la vuelta al globo en cuestión de horas e incluso alguna cadena americana quiso entrevistar al 'artista'.

Este es el video que dió la vuelta al mundo. La primera vez que lo ví se me saltaron las lágrimas de la risa. Aún hoy me hacer reir.


Con todo el follón, al tipo este le dió un yuyu que ni salía de casa y ni siquiera respondía al teléfono. Pero pasado el tiempo ha decidio explotar un poco la vena artística. Ahora sin nada de la espontaneidad inicial y sin pizca de gracia, ha lanzado estee... estaa... bueno, ésto:

 

Hay muchos casos colgados en la red de tipos que se pusieron a hacer el panoli y se convirtieron en un fenómeno mundial durante un tiempo. Los cinco minutos de fama que profetizaba Warhol. La pena es que cuando algo es gracioso y se trata de explotarlo sin talento, segundas partes se convierten en horrible, a pesar de los patrocinadores, la tecnología y la madre que los parió.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres