Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Asesino en prisión

Asesino en prisión

Ya era hora:

El titular: Farruquito se ha presentado voluntario a la prisión.

La realidad: Mentira, de voluntario nada, ha tratado por todos los medios de evitar la condena, de cambiar los términos, de hacer lo que fuera por no entrar a prisión.

En prensa lees que llegaron en vehículos de gran cilindrada el farruco y los gentlemens que le acompañan y ver la foto es para quedarse acojonao. Los gitanos son expertos en tener unos bugas del copón aunque se  les caigan la casa a cachos y la mujer y los churumbeles anden descalzos; les mata (y nos mata) su pasión por ser más machos que nadie en la carretera. La cuadrilla que acompaña a este tipo seguirá pisando el acelerador. No es racismo, traté con ellos –y otras perlas- en el tema del automóvil durante 8 años y son el top en cuanto a hacer el subnormal con exceso de caballos (de los 2 tipos) y se pasan por el forro las normas en muchos sentidos, no sólo en el ámbito circulatorio.

Si ésto le hubiese pasado a un pobre pelacañas desconocido, ya estaría en el trullo desde hace meses. Pero en este país a los “artistas” de esta calaña parece –como dijo Antonio Canales, otro delincuente del asfalto- que haya que darles un trato especial frente a la justicia.

Ahora se plantean si enviarlo a los talleres o a la escuela de prisión. Yo diría que tal vez la escuela le sirva para aprender algo. Podría ir a clases de ética, para aprender el significado de las palabras respeto, educación, solidaridad y convivencia.

Sólo espero que un tipo que mató a otro, conduciendo sin carnet, con exceso de velocidad, dándose a la fuga despreciando la vida de la víctima y que encima ocultó los hechos hasta que lo pillaron, cumpla los 3 años del primer día al último.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres