Blogia
La esperanza es lo último que se pierde

Precisión Suiza

Precisión Suiza
En Suiza se ha aprobado restringir la entrada de emigrantes y aceptar sólo movimientos de ciudadanos de le UE. La medida se ha votado porque los grupos progresistas se oponían a esta serie de medidas, aunque el parlamento ya las había aprobado. La ciudadanía ha dado el refrendo definitivo.

Me mola el tema, porque Suiza siempre ha sido un país que ha sabido mantenerse al margen de muchos líos. Hay un dicho que dice que Italia es un desastre pero ha dado a Miguel Angel, Da Vinci, etc y en cambio Suiza sólo ha dado relojes. Sí, pero seguirá haciendo que todo vaya como un reloj si frena los desastres antes de que se produzcan. Y hace navajas que normalmente no matan.

Es un dato importante que una población como la suiza, con más de un 20% de extranjeros, vea con malos ojos la emigración que viene. Sin formación de ningún tipo, sin medios, sin ánimo de integración. Desde luego no es la emigración que va a pagar pensiones ni a aportar nada al país que no sean problemas. Sin parecer racista (que ser clasista no lo es) el hecho es que un inmigrante de ese tipo recibe más de lo que aporta. El que interesa que venga es el que tiene formación y ganas de integrarse. El avance más espectacular de las ciencias en EEUU se produjo cuando las mejores mentes de Europa se dieron el piro cuando Hitler empezó a bombardear a diestro y siniestro. No cuando recibieron las oleadas migratorias de principio de siglo, movidas por el hambre y la miseria.

La emigración que llega a Suiza, y por ende a Europa y más aún a España, está huyendo de la miseria, pero no tienen la más mínima preparación y en la mayor parte de los casos no vienen a integrarse. Hay una gran diferencia entre un licenciado -sudamericano, por ejemplo- al que no se le convalidan los estudios, que trabaja en lo que puede pero quiere mejorar y, desde luego lucha por integrarse y un magrebí que viene sin conocer el idioma, no tiene ganas de integrarse sino de vivir en su ghetto y en su religión, va a realizar los peores trabajos, sin papeles, sin cotizar en ningún sitio y la mayor parte de lo que gane se va a ir a su país de origen. Claro que es un medio de globalizar la economía, pero no es el mejor ni, desde luego, el más adecuado.

Hay que acotar al máximo la inmigración, y hay que exigir que se haga de forma regulada por ambas partes. Lo que no puede ser es la invasión de cayucos, la falta de apoyo al gobierno de los fachas del pp que en su momento no hicieron nada ni tampoco que 4 empresarios sin escrúpulos aprovechen la desgracia ajena para pagar sueldos de risa.

En Suiza han empezado un camino que, antes o después, iniciarán muchos países del resto de Europa. Por lógica. Espero a ver si aquí aprenden un poquito el tema, porque los no integrados, no contribuyentes y no declarados no nos van a pagar ninguna pensión, pero sí es probable que desgasten el sistema sanitario y el mercado de trabajo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres